miércoles, 18 de marzo de 2015

Representa el segundo collar intercambiado entre un Dominante y un sumiso. Este collar se ofrece, después de un período de tiempo en el que han tenido largas conversaciones sobre las características, los rasgos, los intereses, los deseos y consideran que pueden pasar a una relación más profunda. Habrán tenido una relación más o menos convencional e incluso habrán comenzado también con alguna sesión ligera para explorar los límites que en principio el sumiso puede tener. 

   El collar tradicional de entrenamiento es normalmente de cuero. Es generalmente muy simple y puede ser o rojo o negro. Muchos Dominantes ofrecen como alternativa al collar, una cadena, eso depende de las preferencias personales, del modo de vida diario del sumiso y de otros factores compartidos entre el Dominante y el sumiso. 

    La aceptación de este collar por el sumiso indica que el sumiso está de acuerdo en seguir una relación mucho más profunda con el Dominante que implicará, sentimientos importantes, emociones, compromisos y responsabilidades. Cuándo una relación alcanza esta etapa, las acciones del sumiso son reflejo del Dominante y el sumiso debe ser consciente de que su comportamiento refleja su devoción y compromiso personal con el Dominante. 

    En esta etapa el Dominante cambiará a niveles de instrucción y disciplina mucho más severos y estrictos. La base de las interacciones posteriores a menudo se basan en cómo, el Dominante y el sumiso construyen su relación. Reconocen que ellos son una reflejo el uno del otro y trabajarán activamente para profundizar en la relación; el Dominante y el sumiso entran en etapas emocionales más profundas y pueden comenzar a expresar la devoción verdadera, el AMOR, el honor y el respeto mutuo. La relación se vuelve ahora más verdadera, física, mental y emocionalmente. 

   La exploración de los elementos de las sesiones, intensificará generalmente el conocimiento que el uno tiene del otro, e intensificará la confianza. En esta etapa surgen problemas de adaptación entre ellos y comienzan a expresarse de una manera más abierta, es en esta etapa cuando se intenta conciliar por parte del sumiso los conflictos internos del compromiso y la sumisión verdadera. El Dominante en esta etapa puede luchar con sentimientos de resentimiento, responsabilidad excesiva y una reducción en la libertad personal, esto es algo natural Podrá también probar en esta etapa a su sumiso para ver si su compromiso es sólido y fuerte. Hay siempre un elemento de temor, inseguridades y dudas, en la creación de relaciones.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina.
Universidad de BDSM.

siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter sígueme en Blogger Instagram

TUTORIAL DE PRACTICAS

Historial de entradas

QR-Code

Siga por correo electrónico

Nivel de visitantes

Blogs Recomendados

Seguidores

Translate

Aticulos en cuero BDSM

Muchas Opiniones

Tiempo BDSM

Publicaciones populares

Suscribirte en You Tube

Text Widget