jueves, 26 de marzo de 2015


En el tratamiento de cualquier debate (o casi) sobre temas generales de nuestra temática comúnmente se presentan los mismos problemas. Esto puede tener varias explicaciones que no vienen al caso ahora, pero hay una de fondo que es no conocer la raíz de nuestro tema, otro es creer saberla y ser inexacta, otro es saberla y aceptarla, y otro saberla pero no aceptarla.

En BDSM se podría decir que toda discusión argumentativa, análisis, conclusión “debería” (condicionada al deseo de hacerla) partir de una premisa aceptada: el acrónimo.

B = Esclavitud/servidumbre/cautiverio
D = Disciplina-Dominación
S = Sumisión-Sadismo
M = Masoquismo

Lo que es igual a BD = Esclavitud – Disciplina , D&s = Dominación/sumisión, S&M = sadismo y masoquismo.

Estas “son” o “deberían ser” (condicional) nuestras premisas existentes. En el caso de que todos las sepan, entiendan y acepten se pueden considerar un axioma o un postulado. Y se considera premisa pues derivan de una premisa anterior: S&M leather.

De ser un axioma, es una premisa que se da por evidente y se considera demostrada y válida (yo creo que sí podría ser suficientemente demostrada). De ser un postulado, es una premisa que se da por aceptada aunque no necesita demostrar su validez. En cualquiera de los dos casos, se trate de axioma o postulado, es la “base filosófica” de nuestra subcultura, por llamarla de alguna manera.

Aquí se presenta otro problema: la interpretación. Hay dos grandes visiones/interpretaciones del acrónimo, el más común y extendido (ejemplo tomado de la Wiki) es:

1) BDSM es la denominación usualmente empleada para designar una serie de prácticas y aficiones sexuales relacionadas entre sí y vinculadas a lo que se denomina sexualidad extrema convencional. El término se emplea a menudo, de forma equivocada, como sinónimo de sadomasoquismo. En realidad, es una sigla que da nombre a lo que hoy en día es considerado como una subcultura específica entre sus practicantes. El BDSM se halla estrechamente asociado con la subcultura leather. (Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/BDSM)
o
2) BDSM = Relaciones interpersonales consensuadas (SSC y/o RACK y/o MetaConsenso), entre dos o más personas adultas y en pleno uso de sus facultades mentales, basadas en la cesión de poder (EPE y/o TPE), con el fin de la obtención de todos los placeres (libido), respetando los límites y las prácticas convenidas/negociadas/acordadas/consensuadas".
Personalmente adhiero al segundo por considerarlo más exacto al espíritu del acrónimo y más amplio y abarcativo. En mi opinión el primero adolece de un sofisma/falacia: sexualidad, porque no se encuentra explícitamente incluido en la premisa: el acrónimo; ni todos los practicantes del mundo creen o lo viven como sexualidad humana, ni extrema convencional. Y además, deja fuera otros placeres que sí están explícitamente en el espíritu del acrónimo: poder, dolor, etc. La sexualidad lo estaría por la  “Teoría de la libido de San Agustin: placer por el poder + placer por el conocimiento + placer por la sexualidad”, es decir en los placeres.

En cualquiera de los dos casos, no deja de ser la premisa básica de lo que explica y define nuestra filosofía de juego/estilo de vida, lo que convierte a esa premisa en el punto de partida de cualquier análisis en contexto.

BDSM se rige por su propio axioma o postulado, ese es el parámetro, por eso BDSM no es sexualidad humana, ni erotismo, ni Fetichismo, ni sadomasoquismo (entendido como parafilia no consensuada), que tienen sus propios y diferentes axiomas/postulados, más allá que pueden o no estar relacionados.

DE aplicarse LOGICA[1] quedaría perfectamente establecido.

,Aquí es donde volvemos al principio, desde donde se para el sujeto:

a) Entiende y acepta la premisa.
b) Entiende pero no acepta la premisa.
c) Se para fuera de la premisa (por ejemplo desde la sexualidad humana, desde el fetichismo, etc.)

Dicho en otros términos, si el sujeto C no aplica la premisa del BDSM difícilmente entienda, acepte y “se comprenda” con el sujeto A sin posibilidad alguna de diálogo.

[1] Deductiva: (o causal) El razonamiento lógico o causal es un proceso de lógica mediante el cual, partiendo de uno o más juicios, se deriva la validez, la posibilidad o la falsedad de otro juicio distinto. El estudio de los argumentos corresponde a la lógica, de modo que a ella también le corresponde indirectamente el estudio del razonamiento. Por lo general, los juicios en que se basa un razonamiento expresan conocimientos ya adquiridos o, por lo menos, postulados como hipótesis.[] Es posible distinguir entre varios tipos de razonamiento lógico. Por ejemplo el razonamiento deductivo (estrictamente lógico), el razonamiento inductivo (donde interviene la probabilidad y la formulación de conjeturas) y razonamiento abductivo, entre otros.
En otros términos: en el caso de una deducción se obtiene una Conclusión « q » de una Premisa « p »
Abductiva:  es un tipo de razonamiento que opera con una especie de silogismo en donde la premisa mayor es considerada cierta mientras que la premisa menor es solo probable, por este motivo la Conclusión a la que se puede llegar tiene el mismo grado de probabilidad que la premisa menor. El razonar abductivo consiste en explicar « q » mediante « p » considerando a p como hipótesis explicativa.
En muchos casos las abducciones no son sino las conjeturas espontáneas de la razón. Para que esas hipótesis surjan se requiere el concurso de la imaginación y del instinto. La abducción es como un destello de comprensión, un saltar por encima de lo sabido; para la abducción es preciso dejar libre a la mente. (Wiki)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina.
Universidad de BDSM.

siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter sígueme en Blogger Instagram

TUTORIAL DE PRACTICAS

Historial de entradas

QR-Code

Siga por correo electrónico

Nivel de visitantes

Blogs Recomendados

Seguidores

Translate

Aticulos en cuero BDSM

Muchas Opiniones

Tiempo BDSM

Publicaciones populares

Suscribirte en You Tube

Text Widget