sábado, 11 de abril de 2015


El esclavo es el mayor grado de sumisión en las relaciones D/s. Su principal propósito es servir las necesidades y deseos de su Amo, a quien entrega totalmente el control, porque sabe que su Amo lleva su bienestar muy dentro de su corazón. El esclavo está marcado por su Amo de alguna forma para reconocerla como posesión suya, puede ser mediante un tatuaje, un piercing, incluso con un collar físico. La relación Amo/esclavo tiende a ser para toda la vida, mucho más que la D/s. El esclavo es conducido a un más alto nivel de conducta y complacencia que una típica sumiso, debido a que el esclavo ha delegado el control de su vida a su Amo.

Diferencia de esclavo/a y sumiso/a

Un sumiso ama desde el mismo momento en que lo es, puesto que (según su nivel) su principal empeño en la relación es lograr su felicidad a través de la de su Amo.
En el caso de un esclavo esto es especialmente cierto. De hecho la esclavitud es la mayor prueba de amor de un sumiso, como tal sumiso, puede darle a un Top. Un esclavo BDSM no es una esclavo en sentido literal. Su entrega está limitada por las 3 leyes fundamentales del BDSM: Sensato, Seguro y Consensuado, y por otros límites evidentes en una sociedad civilizada. A mi entender la finalidad principal de la relación Amo/esclavo BDSM (quizá su única finalidad) es que el sumiso se SIENTA esclavo y disfrute de ese sentimiento, NO que real y literalmente lo sea.
La esclavitud no debería ser entregada al día siguiente de ser sumiso. Sería señal evidente de que la relación no se toma con seriedad. Entre otras cosas porque la máxima entrega necesita de la máxima confianza, y esta confianza sólo se logra con el conocimiento mutuo que da el tiempo. Además, se trata de una decisión muy importante en la vida de  el sumiso que puede tardar meses en ser tomada, a veces necesita años de estrecha convivencia.
Esclavos y sumisos se diferencian en cómo:
·        piensan·       actúan·        sienten·        se someten

Los pensamientos de esclavos y sumisos


Esclavos y sumisos crean vínculos diferentes con sus Dominantes. No se trata de pensar que un vínculo sea mejor que otro, ya que cada relación es única y se adapta a las necesidades de cada uno de sus miembros. El vínculo que un esclavo establece con su Amo no le da opción a dejar de ser su esclavo. Si el esclavo piensa que la relación es abusiva ya no estamos hablando de una relación BDSM, y en este caso, el esclavo podría romper la relación. Ahora bien, esclavos y sumisos tienen niveles de tolerancia diferentes cuando califican un comportamiento como abusivo.
·   Un esclavo piensa en términos de ser propiedad, de ser poseído, en cambio un sumiso piensa en términos de someterse. Esta creencia de propiedad nace del fuerte vínculo mental y emocional que se establece con el Amo.
·    Respecto a sus opciones de vida, un esclavo tiende a pensar más en términos absolutos que en términos relativos. Esclavos y sumisos tienen márgenes diferentes de maniobra a la hora de satisfacer al Dominante. Por ejemplo, un esclavo espera su castigo cuando no ha cumplido sus obligaciones porque está enfermo. Un sumiso, sin embargo, espera clemencia por parte del Dominante ante la misma situación.
·    Esclavos y sumisos se diferencian en que los primeros no tienen ningún control sobre la relación, mientras que los segundos conservan cierto control. Hay que señalar que esta falta absoluta de control es lo que garantiza la evolución y elprogreso del esclavo, ya que el pensamiento del esclavo es lograr la máxima felicidad del Amo. Por ejemplo, ante la decisión del Amo de traer un tercer miembro a la relación, un sumiso podría exigir ciertos criterios antes de permitirlo. El esclavo aceptará sin reservas cualquier decisión del Amo, independientemente de que esté de acuerdo o no con esa decisión. A la hora de hablar, un sumiso puede utilizar verbos como exigir o permitir. En cambio ese lenguaje es inaceptable en el caso de un esclavo.
·     Esclavos y sumisos tienen conceptos diferentes del placer. El sumiso tiende a pensar en sí mismo y en su propio goce además del placer del Dominante. Para el esclavo solo existe el placer del Amo. La satisfacción del esclavo reside en alcanzar un equilibrio y una paz interior con la elección que ha tomado. Esta paz incluye la aceptación de sí mismo y un profundo sentimiento de alegría. El orgullo y la arrogancia no son emociones propias de un esclavo. El Amo sin embargo puede sentirse orgulloso de su esclavo.

El comportamiento de los esclavos y sumisos

La base del comportamiento de esclavos y sumisos es diferente aunque, de cara a un tercero, sean idénticos:
·        Los esclavos trabajan duramente para que sus emociones no interfieran en su comportamiento. Mostrar disgusto o rabia es considerado motivo de castigo para un eslavo. Ellos ejercitan el autodominio para dar en todo momento lo mejor de sí mismos a su Amo. Los sumisos, en cambio, justifican sus rabietas y sus frustraciones porque muchas veces anteponen su propio placer a las necesidades del Dominante.
·        Un esclavo no solo intentará lograr la excelencia durante la ejecución de cualquiera de sus obligaciones, sino que buscará la manera de aumentar la satisfacción de su Amo anticipándose a sus deseos. En este sentido el esclavo puede gozar de cierta autonomía si el Amo ha depositado en él algunas responsabilidades. El sumiso en cambio solo debe limitarse a aceptar la sumisión de un modo pasivo.
·        Esclavos y sumisos necesitan diferentes niveles de atención y control. Un sumiso puede necesitar sentir el control permanente del Dominante para integrar su rol. Un esclavo, en cambio, no exigirá al Amo esa presión. Otra cosa es que al Amo le guste ejercer el control, incluso, hasta la extenuación.
·        Esclavos y sumisos pueden mostrar su personalidad abiertamente. Los esclavos en todo momento muestran un profundo respeto hacia su Amo, e intentan controlar su sarcasmo o su ironía en presencia del Propietario, sobre todo si saben que ese comportamiento no es de su agrado. En este sentido, un esclavo tiende a empatizar con el Amo mucho más de lo que lo haría un sumiso. La frontera entre el respeto y la camaradería puede ser tan sutil como explícita. Esclavos y sumisos no tienen por qué diferenciarse en eso. Algo que siempre digo a mis esclavos es que no pueden tratarme como si fuera un igual. Y en este trato no incluyo las fórmulas de tratamiento en tercera persona porque el respeto puede mostrarse también en el tú a tú. Me gusta la espontaneidad y la naturalidad del esclavo, y limitar su comportamiento natural o juguetón puede limitar también su entusiasmo. Existen Amos, además, que exigen una ausencia total de emociones en el comportamiento de sus esclavos. El sumiso, si limita su rol a determinadas circunstancias, tal vez precise, para adaptarse a ese rol, mostrar un trato más rígido y frío durante la sesión, y abandonarlo después cuando termine el juego. El respeto del esclavo es constante y puede seguir mostrándose sutilmente incluso en compañía de otros, hasta pasar desapercibido para alguien ajeno a la relación. Encuentro muy placentero sujetar al esclavo en público con una cadena que nadie ve.

Los sentimientos de esclavos y sumisos

·        Esclavos y sumisos tienen expectativas sobre su Dominante muy diferentes. Un esclavo no espera tener sus deseos satisfechos más allá de una  necesidades básicas, como puede ser la hospitalidad o el alimento. Cuando el Amo tiene una atención con él, como comprarle un buttplug o un nuevo dispositivo de castidad, esta atención tiene la consideración de regalo. Muchas prerrogativas que un sumiso espera recibir, en la relación con su Dominante, son consideradas lujos por un esclavo. Entre estas necesidades que el esclavo considera regalos puede estar dormir en una cama, permitirle hablar siempre que quiera, usar el wc o comer sobre una mesa.
·        Un esclavo espera que el Amo le ayude a expandir sus límites. Esto quiere decir que espera el Amo le presente retos que tenga que superar en su relación. Un esclavo contempla de forma natural que le sean requeridas actividades que no le van a producir ningún tipo de goce, porque el objetivo que busca no está en conseguir su placer sino en lograr la satisfacción del Amo. El sumiso, en cambio, puede mostrar resistencias a abandonar su placer, por eso tal vez espere que el Dominante le consulte su opinión ante cualquier nueva actividad. Un esclavo siempre muestra buena disposición ante estos retos, porque ampliar sus límites fortalece su esclavitud y consolida la imagen que tiene de si mismo como esclavo. Esto no quiere decir que el esclavo espere que se le ignore por completo y que no sea tenido en cuenta en absoluto por el Amo cuando éste está haciendo un gran esfuerzo para ampliar sus límites actuales. El Amo siempre tendrá presente las limitaciones expresadas por el esclavo al principio de la relación y cuidará de su propiedad amorosamente a medida que le somete a comportamientos, tal vez inesperados pero no por ello menos responsables y seguros. Siempre digo a mis esclavos que mi placer reside en su displacer.

El sometimiento de esclavos y sumisos

Esclavos y sumisos se someten de forma diferente también, sobre todo en lo que se refiere a la existencia de límites. Aquí tengo que hablar de nuevo de la confianza como oxígeno de la relación. Si hablamos de límites hablamos de confianza y la confianza solo se logra a través de una experiencia larga con esclavos y sumisos.
·        Un esclavo en propiedad no fijará ningún límite en las actividades de su Amo porque él confía en que su Propietario no va dañarle ni mentalmente ni físicamente sometiéndole. Un esclavo sabe que poner límites de forma explícita puede desnaturalizar la relación. Sin embargo la existencia de límites es necesaria cuando la confianza no se ha desarrollado lo suficiente. Yo como Amo exijo conocer esos límites porque es la única manera que tengo para saber que no estoy abusando de un esclavo que no conozco en profundidad. Pero estos límites son solo temporales en un esclavo. Un sumiso en cambio puede establecer límites infranqueables y límites más permeables. Un esclavo sabe que debe confiar en su Amo porque su esclavitud se basa en esa entrega sin condiciones. El esclavo puede mostrar su disconformidad con una determinada actividad o con el uso de ciertos instrumentos, como un electro o un cánula, pero no prohíbe al Amo hacer uso de ese material. Es obligación del Amo instruir a su esclavo en el sometimiento que espera de él. La paciencia es esencial en cualquier entrenamiento.
·        Los esclavos y sumisos pueden elegir a sus Amos, y tal vez elijan aquellos Amos que se complementan con sus gustos y aficiones. Del mismo modo un Amo puede elegir al esclavo que necesita para satisfacer sus necesidades. Sin embargo, pienso que este tipo de elecciones se da más entre sumisos que entre esclavos, porque el sumiso puede establecer límites que no satisfagan al Amo. Hay Amos que solo buscan satisfacer sus deseos, morbos o aficiones. Yo como Dominante sé que mi placer como Amo no reside en satisfacer mis deseos sádicos, por ejemplo, sino que va mucho más lejos, ya que mi placer consiste en lograr que el esclavo alcance su realización como el ser inferior que es.

Que tener en cuenta para ser esclavo
Después de ti, el factor más importante en tu esclavitud es tu Amo, a él va dirigida. Y no sirve cualquier Amo. Sin un Amo adecuado la esclavitud no es posible. Ante la esclavitud de su sumiso, la primera actitud de un Amo debería ser la del máximo respeto. Tu Amo debería percibir tu entrega como un gran honor, el mejor homenaje a su dominio, y eso debería marcar su comportamiento contigo. Ser esclavo necesita de una gran madurez como persona y como sumiso...Y también de un Amo emocionalmente maduro, sano y responsable. Suele decirse que el poder absoluto corrompe absolutamente. La entrega total de la esclavo puede hacer que el Amo se abandone en el cuidado y cultivo de la relación o que su moral se resquebraje fácilmente ante la obediencia sin sombra de duda que el esclavo le ofrece. Además deberás estar seguro que respetará tu salud, tu familia, tus hijos, etc. Si quieres un Amo para tu futura esclavitud elige con sumo cuidado. Elígelo sobre todo por sus valores morales. Un Amo que le exige esclavitud a su sumiso, resulta patético. La esclavitud es un paso tan importante en la vida de un sumiso, que debería nacer de una decisión personal muy meditada, profunda y totalmente voluntaria. En realidad es un honor inmenso que se le hace al Amo, es el reconocimiento de muchas cosas, la principal de las cuales es que ha sabido hacerla feliz mientras era sumiso y ahora quiere hacerle el hermoso regalo de su esclavitud. Los regalos se aceptan, no se piden, y mucho menos se ordenan. Por definición, a el esclavo (como tal esclavo), sólo le queda un derecho, el derecho a procurar la felicidad de su Amo por medio de su esclavitud, por eso, la única petición que un esclavo suele hacer, es que al menos, esa entrega total sea aceptada, reconocida, alentada. Si ésa es tu vocación, deberías asegurarte de que el Amo que elijas sea digno de esa ofrenda, que sepa valorar lo que vas a ofrecerle, y sobre todo, que te dé la suficiente confianza, porque la entrega total no es posible sin la total confianza.

Relación Amo Esclavo

Por control del comportamiento nos estamos refiriendo al control de las acciones del cuerpo de una esclava. A veces se asocia a emociones, a la autoestima o la imagen de sí mismo o a los pensamientos, y es guiado por ellos porque una esclava primero piensa, luego siente y finalmente actúa.
La sensación de desamparo ante el control ejercido por el Amo y cambiar su propio comportamiento es importante en el entrenamiento de una esclava en BDSM. Controlar el comportamiento de una esclava es la llave para desarrollar su esclavitud. La meta del entrenamiento del comportamiento es establecer la propiedad sobre el cuerpo de la esclava. La modificación del comportamiento significa cambiar las acciones del cuerpo de la esclava.
Realmente un Amo sólo puede juzgar a una esclava por lo que le revelan sus cinco sentidos. No puede ver totalmente en la mente y el corazón de su esclava. Ésta es una cosa que se debe aceptar y ser honesto el Amo consigo mismo. No puede oír lo que dicen los pensamientos o sentir las emociones que una esclava siente. Puede observar solamente el comportamiento y obtener conclusiones sobre lo que él ve. Demostrar el comportamiento apropiado es la mejor manera que una esclava muestra el estado de su mente a su Amo.
El entrenamiento repetido de la disciplina es muy útil al comienzo del entrenamiento. Enseña no solamente el comportamiento del deseo de sus principales demandas sino que también ayudan a moldear su actitud.

Entorno. Control del espacio, tiempo, acciones físicas, aislamiento y relaciones con otras personas.


Una parte del entrenamiento es el control físico real del comportamiento de la esclava. Este abarca al espacio, el tiempo, las acciones físicas, la privacidad y las relaciones con otraspersonas, entonces llega a ser más fácil desarrollar un programa de entrenamiento que le permita controlar su comportamiento total. Los métodos aplicados comienzan a ponerse en práctica desde el inicio mismo del entrenamiento en todas estas áreas. Esto evitará problemas futuros y obtener unos fundamentos provechosos de cara a un BDSM más avanzado. Muchos de estos cambios necesitan a menudo ser practicados hasta que se convierten en un hábito para ella.
Resulta eficaz informar a la esclava que perseguimos el propósito de controlar cada una de esas áreas y explicarle como nos proponemos controlarlas. Pero no bastan sólo palabras, también es necesaria la acción, por tanto, el compromiso del Amo es emplear tiempo en este entrenamiento. La aplicación de disciplinas y castigos servirán de refuerzo para cambiar el comportamiento. La meta es establecer un comportamiento constante que refleje su esclavitud. La ventaja de establecer unas reglas, modos y guiarla en esa dirección ayuda al cambio del comportamiento y resulta más fácil el entrenamiento. Esto es aún más importante si tienes más de una esclava.

Restringiendo y controlando el alcance o la libertad de acción del cuerpo de la esclava:
  • Espacio. Debe ser controlado el área o espacio que ocupa una esclava. Al comienzo del entrenamiento, se le dice a la esclava dónde debe estar siempre. La restricción de la esclava a un área y requerir el permiso de ir más allá de esa área es un ejemplo de poseer el espacio que una esclava ocupa. Poseer el espacio de la esclava puede ser realzado enjaulándola por un período de tiempo, restringiendo donde ella come y duerme, así como restringirle el uso de los muebles. El bondage puede también ser una herramienta restrictiva de gran alcance para controlar el espacio.
    Un método usado a menudo al comienzo del entrenamiento es asignar un lugar para la esclava cuando ella no está siendo usada en un servicio concreto. Puede ser que quisiera que ella se quedara quieta en una esquina hasta que se la llame. Su cuerpo es controlado siempre usando este proceso. En este caso no se está pensado en que este sea el modo de servicio a largo plazo porque restringe su capacidad de hacer las tareas rutinarias, pero es útil al comienzo del entrenamiento.
    Otro de los objetivos que se consigue controlando el espacio es marcar también la distancia corporal entre el Amo y la esclava. Su cuerpo debe estar más allá de la distancia que le limita al lugar particular que se ha establecido para que así sea. Al comienzo del entrenamiento, si no se está utilizando el cuerpo para servirle, la esclava debe estar en un lugar donde aguarde para servir.
    Por espacio se entiende incluso lo que solemos llamar el espacio personal entorno al Amo. Un esclavo no tiene ningún espacio personal que esté a parte de su Amo.
  • Tiempo. La esclava aprende a que el tiempo es determinado por su Amo. Su tiempo libre es un privilegio que se le concede. Al comienzo del entrenamiento se debe prohibir a la esclava pequeños momentos de tiempo libre y que la mayor parte del tiempo estén dedicados a su Amo. La esclava ha funcionado la mayoría de su vida en su horario y su tiempo y tiene que probablemente ajustarse para seguir el horario y tiempo asignado por el Amo. Establecer los tiempos y horarios para las actividades y las restricciones de otras actividades que ella pueda realizar sin el permiso son también maneras de controlar su tiempo.
    Otro método de controlar su tiempo es hacer que ella haga cierta tarea en un momento concreto cada día. Esto es eficaz durante el período que ella está aprendiendo que el Amo dispone de su tiempo. Además, si ella tiene una rutina de hacer una cosa particular en una hora particular, cambiarle ese momento es una manera de demostrarle que posee su tiempo y controla su comportamiento.
    Colóquela en el suelo junto a un viejo reloj de tic tac que en efecto ella tenga a su alcance y lo vea. De ese modo ella podrá ver cuánto tiempo pasa en ese lugar. Esto refuerza que el Amo controla su tiempo y espacio.
  • Acciones físicas (acciones que controlan el cuerpo) Controlar las acciones físicas significa controlar al cuerpo real de la esclava, que incluyen: 1) La ubicación del cuerpo de la esclava en cada momento. 2) La posición del cuerpo (ejemplos: arrodillarse, permanecer de pie) y cambio de localizaciones de un lugar a otro. 3) Maneras o estilos en que el cuerpo debe moverse. 4) Sensaciones y experiencias sexuales, y 5) discurso.
    1) El Amo establece sus propios movimientos para el cuerpo de su esclava. El control de los movimientos y acciones es una parte importante para la esclava que aprende como servir, obedecer y satisfacer. Es importante establecer, practicar y hacer cumplir las reglas del comportamiento para su esclava. Esto permite una manera estructurada y constante de controlar el comportamiento de su esclava. Estas son las razones principales para tener reglas y modos para su esclava.
    2)Como una esclava se maneja alrededor de su Amo. Podría, si Usted lo desea, incluir como ella le ofrece un vaso de agua, estar ante Usted, cómo caminar alrededor de la casa y otras muchas cosas.
    3) Controlar el discurso de una esclava. Un amo pasa a menudo mucho tiempo realizando el "entrenamiento de la voz" de la esclava. Esto significa generalmente la restricción de su discurso. La meta del entrenamiento de la voz de la esclava es entrenarla para hablar según el patrón y la inflexión que su Amo encuentra deseable.
    4) Controlar el ser sexual de una esclava. El Amo posee el ser sexual de la esclava, y por tanto es quien elige los medios, cómo, con quién y cuando la esclava tiene cualquier actividad sexual. La esclava no puede denegarle ese derecho a su Amo. Ella debe alcanzar un orgasmo sólo con la orden de su Amo. Una esclava es requerida a menudo por su Amo a pedir permiso para tener un orgasmo y sólo después de pedirlo. Además, después de un orgasmo, ella debe agradecerle por permitirlo. No es necesario que una esclava alcance su orgasmo cada vez que el Amo la utilice para su placer.
    A veces es una herramienta eficaz satisfacer o prohibirle un orgasmo. Ella debe agradecerle siempre por usar su cuerpo para su placer incluyendo los momentos en que le niega el orgasmo. Como ser sexual, la esclava está para el placer del Amo y las técnicas de entrenamiento se deben desarrollar para reforzar esto y para demostrarla la amplia gama de control que tiene el Amo sobre ella. La enseñanza de las "posiciones de la esclava para el sexo" es también una herramienta útil. Con una orden verbal, ella sabe qué posición sexual desea que tenga mientras que utiliza su cuerpo para su placer. El Amo posee el cuerpo, y le enseña cómo desea utilizarlo. Para controlar el climax de la esclava hay que tratar de saber cuántos impulsos (espasmos) sexuales requiere para alcanzarlo. Permítale un orgasmo completo a veces, un orgasmo incompleto a veces y orgasmo en otras veces.
  • Privacidad. La privacidad incluye tres áreas: 1) Privacidad del cuerpo, 2) los secretos, y 3) la transparencia de pensamientos. Una esclava debe sentir que no hay parte de su vida que esté privada a la vista o al control de su Amo.
    1) Aislamiento del cuerpo. La esclava no tiene ningún espacio para su aislamiento respecto de su Amo y ella está siempre siendo observada. Cualquier espacio de soledad que una esclava pueda tener es concedido como privilegio de su Amo. Nada es permitido ser ocultado o privado para su Amo. La esclava no dispone de su aislamiento ni de su privacidad sin el permiso de su Amo. Esto incluye el uso del cuarto de baño, las conversaciones telefónicas, trabajo o dormir. Ella debe aprender que sus días y noches son poseídos por su Amo.
    Forzar a una esclava a estar desnuda y requerirla a abrir su cuerpo para la inspección son también buenas técnicas para el entrenamiento de la privacidad. Tenga una orden predeterminada que haga colocarse en una posición o posiciones para ser examinada. Hágalo a menudo desde el comienzo del entrenamiento para inculcar en ella que debe mantener su cuerpo como el Amo desea.
    2) Secretos. La privacidad de los secretos no es diferente de la del cuerpo. No permita que la esclava guarde secretos. Esto puede incluir las contraseñas de la computadora, repasar su correo después de que ella lo abra, el conocimiento de sus finanzas incluyendo la renta, gastos y deudas personales así como artículos personales privados.
    3) Transparencia de pensamientos. Es la franqueza relacionada con sus pensamientos y emociones. Su comportamiento se relaciona directamente con sus pensamientos y las emociones y es importante que esta información esté disponible para su Amo. Explorar la base de las creencias de la esclava y las sensaciones son necesarias cuando ocurre la resistencia al cambio. 
  • Las relaciones con otros (interpersonales). Las reglas son establecidas para las relaciones que una esclava tiene con otras personas y que se divide a menudo en categorías tales como reglas sociales, el trabajo, la familia, sus hermanas esclavas y la restricción o reglas para las relaciones sexuales. El control de una esclava debe ser extendido más allá del tiempo y relación con su Amo.
    La reunión con otras personas es un privilegio concedido por su Amo, no un derecho. Si ella quiere tener una reunión con los compañeros de trabajo de la jornada laboral para una actividad en concreto, puede requerirla pidiendo permiso a su Amo antes que le sea permitido.
Bases del entrenamiento del comportamiento

Hay cinco procesos básicos en el condicionamiento operativo: el refuerzo positivo y negativo consolidan el comportamiento; el castigo, el coste de la respuesta, y la extinción debilitan el comportamiento.
  • Refuerzo positivo: Un reforzador positivo se agrega después de una respuesta y aumenta la frecuencia de la respuesta.
  • Refuerzo negativo, después de la respuesta se quita el reforzador negativo que aumenta la frecuencia de la respuesta. (Nota: Hay dos tipos de refuerzo negativo: el escape y la evitación. En general, el principiante debe primero aprender a escaparse antes de que él o ella aprenda a evitar).
  • El coste de la respuesta: Si el refuerzo positivo consolida una respuesta agregando un estímulo positivo, después el coste de la respuesta tiene que debilitar un comportamiento restando un estímulo positivo. Después de la respuesta se quita el reforzador positivo que debilita la frecuencia de la respuesta.
  • Castigo: Después de una respuesta se agrega un estímulo negativo o aversivo que debilita la frecuencia de la respuesta.
  • Extinción: No reforzar de más una respuesta previamente reforzada (con el refuerzo positivo o negativo) ya que da lugar al debilitamiento de la frecuencia de la respuesta. Se ignora el comportamiento y por lo tanto se debilita en un cierto plazo. Esto es verdad donde se está esperando un reforzador por el comportamiento realizado.
El castigo trabaja mejor cuando está acompañado con el refuerzo para el comportamiento apropiado.
Julian Rotter indicó que la modificación del comportamiento requiere algo más que el condicionamiento clásico y operativo. Él indicó que las diferencias individuales son importantes en el entrenamiento del comportamiento. Los pensamientos y las emociones del individuo hacen una parte en el entrenamiento del comportamiento. Rotter indicó que el comportamiento está dirigido hacia una necesidad (meta), comportamientos potenciales y las expectativas, el valor del refuerzo y las situaciones psicológicas son los factores que se deben considerar y son medidas para el éxito.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina.
Universidad de BDSM.

siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter sígueme en Blogger Instagram

TUTORIAL DE PRACTICAS

Historial de entradas

QR-Code

Siga por correo electrónico

Nivel de visitantes

Blogs Recomendados

Seguidores

Translate

Aticulos en cuero BDSM

Muchas Opiniones

Tiempo BDSM

Publicaciones populares

Suscribirte en You Tube

Text Widget