sábado, 21 de febrero de 2015

La comunicación es un de los aspectos más importantes de una relación de D/s. Puede considerarse el más importante. Sin comunicación, ninguna relación durará mucho.

La comunicación influye en la relación de muchas formas. En primer lugar, permite a las partes crecer juntas compartiendo sus pensamientos y sentimientos. Para mucha gente tener una estrecha unión emocional y mental con su compañero/a es un elemento importante de su relación. Sin una comunicación efectiva, no puede crearse ese vínculo.

En segundo lugar, la comunicación permite a cada persona aprender más acerca de la otra. En una relación de D/s esto es muy importante para ambas partes, tanto la dominante como la parte sumisa. Un/a sumiso/a ni puede satisfacer las necesidades del/a dominante salvo que conozca cuales son esas necesidades y qué cosas le hacen feliz. El/la dominante no puede decidir con conocimiento de causa lo que es mejor para los intereses de su sumiso/a, si no conoce sus gustos y deseos.

La comunicación aporta confianza a la relación. Cuanto mejor conozca a una persona, más confiarás o desconfiarás de ella. Sin comunicación no puede darse la confianza. Y una relación de D/s se basa en la confianza para que resulte satisfactoria.
Muchos confunden lo que es verdadera comunicación y lo que no lo es. Dar ordenes y esperar una total obediencia es una forma de comunicación, pero no es la clase de comunicación que cimienta una relación. Cuando hablamos de comunicación en una relación de D/s, estamos refiriéndonos a la habilidad de las partes para hablar entre ellos. La comunicación es conversar sobre cosas cotidianas, sobre emociones, problemas, preocupaciones o cualquier otra cosa. En una relación, la capacidad de dialogo es lo más importante para mantener viva la relación.
¿Cómo se comunica uno efectivamente en una relación de D/s? Esto depende de cada uno, pero algunos de los principios básicos para lograr una comunicación efectiva pueden aplicarse a toda relación. En primer lugar, tienes que se capaz de hablar, de expresar con palabras tus pensamientos y sentimientos y comunicárselos a tu compañero/a. En segundo lugar y ésta es la parte más difícil, tienes que saber escuchar, pero de verdad. No pretender hacer que escuchas, oyendo sólo las primeras palabras, para enseguida terminar tú la frase. Tienes que ser capaz de escuchar con calma y oír realmente lo que tu compañero te dice.
No formes tu respuesta o contestación ANTES de que haya terminado de hablar. Espera hasta que haya acabado y piensa un poco antes de responder. No interrumpas a la otra parte cuando este hablando. Eso significa que te importa lo que tu compañero/a te está diciendo y que realmente te interesa oír lo que tiene que decirte. Así conseguirás que tu pareja quiera hablar más contigo porque sentirá que la escuchas. Esto es especialmente importante con una mujer. Las mujeres prefieren hablar abiertamente las cosas, así que saber escuchar cuando una mujer está hablando puede hacer que parezcas estupendo ante sus ojos.
Ser capaz de escuchar activamente puede evitar muchos problemas causados por malos entendidos. No tengas miedo de preguntar para aclarar algo que no has entendido bien. Es más seguro pedir una aclaración que dar por supuesto, sin más, lo que piensas que la otra persona dice.
La habilidad de una buena comunicación requiere práctica para su desarrollo. Particularmente en la medida en que cada uno se comunica de forma diferente. En una relación se trata de adaptarse a la forma de hablar de la otra parte y de ser capaz de adaptar tu forma de expresarte para que haya entendimiento entre ambos. Cuando se dan problemas de comunicación, la mejor solución es encontrar un punto intermedio. Por ejemplo, si normalmente una persona se guarda para si misma sus sentimientos, sus pensamientos y sus miedos y la otra persona prefiere hablar abiertamente de ellos, una buena idea puede ser buscar un término medio entre ambas posturas. El que sea más callado puede hacer un esfuerzo para abrirse más a menudo. Y el que sea más extrovertido puede aprender a distinguir entre hablar mucho y hablar de lo realmente importante, hasta llegar a conseguir no hablar demasiado. De esa forma puede alcanzarse una comunicación efectiva entre ellos.
Como puede verse, la comunicación es importante, efectivamente. Y sin ella la relación no sobrevivirá. Una vez lei el libro llamado "Los hombre son de Marte, las mujeres de Venus". Encontré que tenía una gran riqueza de información sobre las diferencias de comunicación entre hombres y mujeres. Gracias a su lectura fui capaz de entender porqué las mujeres se enfadan cuando alguien intenta solucionar sus problemas y porque los hombres prefieren abstenerse de hacerlo. Os recomiendo su lectura. Puede que todo no sea aplicable a vuestro caso, pero os garantizo que encontrareis al menos una cosa que sí sea aplicable. Puede proporcionaros un profundo conocimiento de vuestro/a compañero/a y abriros todo un mundo de nuevas formas de comunicación entre ambos.




Extraido de leathernroses.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina.
Universidad de BDSM.

siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter sígueme en Blogger Instagram

TUTORIAL DE PRACTICAS

Historial de entradas

QR-Code

Siga por correo electrónico

Nivel de visitantes

Blogs Recomendados

Seguidores

Translate

Aticulos en cuero BDSM

Muchas Opiniones

Tiempo BDSM

Publicaciones populares

Suscribirte en You Tube

Text Widget